Una agenda de la transformación digital en 2016

Lo sé, las listas en año nuevo son una costumbre cansina y seguramente cercana al spam. Además, todo el mundo tiene la suya. Esta pequeña lista de temas sobre transformación digital es lo que a día de hoy y en mi estado de pensamiento – lo que es equivalente a un estado de ignorancia – son los temas que personalmente más me inquietan para ordenar mis preguntas, conjeturas y lecturas:

 

Publicidad digital, bloqueadores de anuncios y el negocio de contenidos: ¿cómo se van a organizar las respuestas desde los grandes monstruos de la publicidad online a la resistencia del usuario a ver y, por tanto, reaccionar a su fuente de ingresos?. Estamos viendo un movimiento de los grandes (Facebook, Google, Apple) para ser los distribuidores de los contenidos por encima de los servidores de los creadores de los contenidos. Todo el mundo habla del abrazo del oso pero también de la necesidad de conseguir atención y monetización.

La inteligencia artificial convertida en tema de desarrollo estratégico por doquier: desde los vehículos sin conductor – en una carrera que parece dispararse por todos lados – hasta las aplicaciones derivadas de la mensajería instantánea y su vinculación con asistentes personales. Comercio electrónico y complejidades éticas entre los grandes temas.

El uso de los datos personales: con vinculaciones claras con los dos temas anteriores. La batalla legislativa, política y geoestratégica que subyace viene ya de hace tiempo, pero deberemos ver nuevas batalllas y más presencia en la vida operativa de las empresas y seguramente de la ciudadanía. A medida que más y más industrias afinan sus armas de transformación digital, los datos de la conducta de sus clientes se acumulan y su tratamiento está realmente en la infancia.

La gestión de la innovación: si concedemos de que lo que hablamos al hablar de transformación digital es de cómo adaptarse a la innovación acelerada (si eres una empresa con un legado del pasado) o cómo aprovecharte de ella (si empiezas un negocio basado en las oportunidades de tecnologías que se siguen desarrollando) el asunto es cómo se desarrollan respuestas que van más allá del I+D tradicional y que, creo, abarcan ángulos nuevos como la mayor implicación de todas las personas, el pensamiento radical sobre tu organización y la gestión de inversiones entre otras cosas.

El fintech y los desarrollos alrededor de blockchain: los medios de pago condicionan todas las transacciones. Si la banca va a ser disruptada como prevén muchos o no, puede que este año permita ver algo de luz. Sobre blockchain como meanismo generador de confianza incidiendo sobre todo tipo de transacciones, habrá que estar pendiente.

El desarrollo territorial: La potencia norteamericana parece inalcanzable para los europeos a la hora de crear nuevos negocios globales. China sale de sus fronteras cada vez más. Latinoamerica tiene un mundo de startups apasionante pero los grandes negocios tradicionales parecen alejados de la agenda digital.

El futuro de Apple y Twitter: Muchos piensan que Apple ha llegado a su pico. El debate entre analistas financieros es constante. Como lo son las dudas sobre Twitter, si será un negocio viable y si podrá defender su relevancia actual (en mi opinión sobrevalorada por los medios de comunicación).

Obviamente hay muchos temas más con toda seguridad. Pero estos son los que este escribidor tiene entre sus desencadenantes de atención. Si se alguien decide añadir aquí los suyos, se agradecerá. Buen 2016.

Esta entrada fue publicada en Estrategia Digital y clasificada en , , , , , , , , , , , . Ir al permalink.Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.

2 Comentarios

  1. Publicado 8 Enero, 2016 en 13:08 | Permalink

    Me encanta tu blog. Enhorabuena!
    Sólo añadiría a tu agenda de 2016 algo relativo a la gamificación. Se oye tanto el término que se está conviertiendo un bluff cuando realmente, en mi opinión, abre millones de alternativas a la transformación de los negocios y las personas. =)
    Lo dicho, enhorabuena por el blog
    Saludos,
    Luis

    • Publicado 8 Enero, 2016 en 13:34 | Permalink

      Gracias, Luis. Como digo, “cada loco” tenemos nuestro lista. Y estoy de acuerdo contigo en que es una técnica francamente poderosa – yo creo que deberían cambiarle el nombre, porque sesga mucho en la percepción de la gente. Si no está en “mi lista” es porque lo veo alejado ahora mismo del debate subyacente de las cuestiones de cambio organizativo, pero bienvenido sea.

Un Trackback

  1. […] página 22 de otras tendencias que pueden leer y descargarse con muchos otros temas: unos coinciden con mi propia selección sobre qué seguir en 2016 y otros no, pero eso como siempre es cuestión de cambiar un énfasis por un […]