3 Comentarios

  1. Javier G. Recuenco
    Publicado 26 Marzo, 2016 en 9:46 | Permalink

    Las comunidades se querían construir antes de haber leído “Tribes”. Porque claro, ¿Quién no se siente identificado con su detergente de toda la vida o su seguro de coche hasta al punto de construir una comunidad alrededor de ello?
    Ahí se ha tirado más dinero que en la reconstrucción del Real Madrid.

    • Gonzalo Martín
      Publicado 26 Marzo, 2016 en 11:21 | Permalink

      Y suena a tópico, pero todos se olvidaron del número de Dunbar. O de a partir de qué punto la conversación se convierte en ruido. O con quien quiero hablar y de qué, de si tengo un mínimo interés en lo que tengo que decir y qué vínculo puede tener con mi cuenta de resultados. En fin: ha sido un largo camino para regresar a la comunicación de masas.

  2. Publicado 28 Marzo, 2016 en 7:50 | Permalink

    GAFA VS BAT, será la nueva lucha del siglo. Entre medias quedan Telegram, Kakaotalk, Line y otras muchas cosas interesantes, pero se están montando grandes “imperios” que funcionan como plataformas sobre las que construir.

    Las “marcas” abrazarán este cambio: siempre, siempre se ha visto como un dolor la discusión pública, las críticas en Facebook o Twitter (ya problemas minimizados, sobre todo si lo comparamos con cómo se tomaban estas cosas en 2010-12) y poder pasar a un chat semiautomático disminuir costes de desarrollo será visto como una ventaja.

    No deja de ser curiosa la forma de “desintermediar” sin salir de la plataforma: tiendas de bots dentro de tiendas de apps…

2 Trackbacks

  1. Por Cajón semanal de enlaces nº82 | Marc Martí el 27 Marzo, 2016 a las 7:15

    […] Bots, el (posible) fin del social tal y como lo conocemos y el colapso del móvil […]

  2. […] todas las compañías, argumentarios sólidos a favor de voces autorizadas como las de Messina o Gonzalo Martín e inversores corriendo para no quedarse fuera ¿cómo no va a […]