¿Twitter?

Puedes seguirme, si te place, en mi cuenta de twitter: @gonzalomartin

Puede resultar paradójico por dedicarme a lo que me dedico (es decir, no está de moda), pero pretendo que mi identidad digital se concentre alrededor de mis dominios y no en servicios privados con perfiles personales. Si no te gusta el RSS, encontrarás todos mis posts enlazados en Twitter. También habrá naderías, improperios, aquello con y de lo que me río, homenajes gastronómicos y vete a saber qué.

Eso quiere decir algunas cosas:

  • Aunque no lo disfruto, sí tengo perfiles en las redes más comunes (Facebook, Linkedin, Google+). Pero en ellos me limito a publicar enlaces a mis propios sites. Sí, los mismos que en Twitter, así que toma tus propias decisiones. En realidad, aspiro a usarlo como se usa Google, salvando las distancias: el buscador rastrea y las personas te buscan. Que me encuentren, pero que consuman aquí. Como yo lo haré en tus sitios.
  • Además, soy antipático: pido a la gente que no vierta sus opiniones sobre lo que escribo allí y que lo haga aquí, en mis espacios o en sus propios blogs con sus pertinentes enlaces. Es largo de contar (busco opiniones enriquecidas), no es en general lo que recomendaré a una marca (aunque puede que sí según las circunstancias) y se trata de mi elección y opción personal. Aunque reste seguidores. Y, seguramente, visibilidad.
  • No me gusta y trato de evitar (si no me dejo llevar) el realizar debates en twitter: a partir de dos interacciones “en conflicto” envío un enlace en que lo explica y aseguro que sólo mantendré la discusión en donde haya espacio para pensar y no gritarse.